viernes, 5 de diciembre de 2008

INSEGURIDAD CIUDADANA

Inseguridad ciudadana

Introducción
Costa Rica enfrenta una creciente ola de criminalidad. Aunque las tasas aún son relativamente bajas en la mayoría de los delitos, la tendencia a largo plazo es preocupante. Los niveles de criminalidad son mucho más bajos que los de otros países de la región; sin embargo, son significativamente más altos que los experimentados en los países de Europa.
En muchos de los sectores de la sociedad existe una profunda preocupación sobre la inseguridad ciudadana. Por esto, es oportuna la apertura de un amplio diálogo nacional, serio y constructivo que explore y eventualmente acuerde soluciones efectivas, eficientes, integrales y sostenibles en este importante tema.
La situación actual amenaza no sólo la calidad de vida del ciudadano común sino el respecto y la credibilidad del sistema institucional del país. Además es un serio obstáculo para la inversión y para actividades importantes tales como el turismo.
El jueves 22 de mayo del 2008 se realizó en Costa Rica, el Foro Nacional de Seguridad Ciudadana. Este foro fue organizado por el Centro de Estudios Jorge Manuel Dengo y el INCAE Business School. El objetivo del foro fue convocar a la sociedad costarricense al lanzamiento de un foro nacional para estudiar y recomendar modificaciones sobre la política de seguridad ciudadana nacional.
El evento fue abierto al público y se contó con la presencia de representantes de todos los sectores sociales, económicos y políticos del país. Entre ellos, representantes del Gobierno Central y local, Asamblea legislativa, Poder Judicial, Defensoría de los Habitantes, colegios profesionales, cámaras y asociaciones, universidades, iglesias, partidos políticos, medios de comunicación, fundaciones, ONG, grupos comunitarios organizados, cooperación internacional y expertos(as) nacionales e internacionales. En general, un amplio grupo representativo de toda la sociedad nacional procedentes de todos los lugares, clases sociales y niveles de educación.
Arturo Condo
Rector de INCAE

El mensaje del Dr. Condo, inició con una bienvenida dirigida a todos los presentes que incluyeron representantes de todos los sectores del gobierno, instituciones privadas, ONG, personal de INCAE y miembros de la sociedad civil. El señor Condo señaló que la seguridad es esencial para Costa Rica, y perderla significaría quedarse sin el pilar fundamental que ha sido la paz para el país. Además, mencionó que la participación de todos los presentes representa un compromiso con el país y con la acción de cambiar la situación de seguridad que se vive actualmente.
Posteriormente, el Dr. Condo explicó el desarrollo de las actividades durante el foro. El propósito de las mismas fue analizar, compartir información y la visión de los distintos participantes sobre el tema de inseguridad y violencia.
Igualmente mencionó que la seguridad no es un problema de unos pocos, sino del país completo. Se debe tomar la decisión sobre la estrategia que se seguirá para abordar el problema. Si la ciudadanía no se involucra, con solo la policía no se va a cambiar la realidad. La violencia e inseguridad es un síntoma de muchas situaciones y es una necesidad resolver las causas desde el fondo. Si no se atacan las causas no se podrá tener el control de la situación.
Finalmente señaló que todos deben involucrarse, incluyendo a la comunidad internacional. INCAE una institución que si se requiere servirá de marcapasos. El país no estaba acostumbrado a enfrentar los niveles de violencia que se viven ahora, si todos se organizan y se comprometen a actuar, se va a generar el cambio.
Laura Chinchilla
Presidenta de la República en ejercicio

La señora Vicepresidenta mencionó que el tema de seguridad es vital para los ciudadanos y es de abordaje prioritario. Enfatizó que todos los representantes son responsables y tienen mucho que aportar. La convocatoria a este foro representó la filosofía de poder trabajar en conjunto. Envió un mensaje importante y es que ante este problema sí hay soluciones. Aclaró que espera que de esta reunión se den a conocer experiencias concretas exitosas que puedan enmendar problemas de seguridad.
El país está siendo percibido como un país inseguro y esto impacta el desarrollo económico, el turismo, el comercio y el proceso de la atracción de inversiones. Cerca de un 4% del PIB se ha destinado cubrir el problema de la violencia y se han hecho estudios que demuestran que se destinan casi ¢30 mil/año/hogar en el campo de la seguridad. Esta problemática ataca los derechos esenciales a la vida y su calidad, la propiedad, la libertad de tránsito, de movimiento y refuta los derechos fundamentales de la ciudadanía.
Costa Rica se ha caracterizado históricamente como un país de paz. Sin embargo, ahora se cuestiona si esto sigue siendo cierto. Por lo que se pone en jaque el valor de la solidaridad y el principio de la libertad.
Posteriormente, enumeró las causas y factores, citados por algunos estudios del Banco Mundial, que han sido asociados con el tema de inseguridad y violencia en Latinoamérica y que explican por qué Costa Rica se ha vuelto un país más violento. Entre ellos citó: mayores niveles de violencia son relacionados con una mayor inequidad en cuanto a la riqueza; en ausencia de alternativas educativas y de recreación existen más probabilidades de que existan problemas sociales como covandalismo, drogadicción y violencia; los jóvenes que provienen de hogares monoparentales con jefas de hogar en condiciones precarias, hogares con consumo de alcohol o drogas, vivienda en condiciones precarias, y presencia de drogas y armas de fuego son más violentos.
La Vicepresidenta señaló algunos compromisos del gobierno para contrarrestar la problemática social como lo son: Programa Avancemos, programas de vivienda social, construcción del Centro de Adicciones e impulso a programas de control de armas y educación cívica. Destacó que se han realizado acciones para tener más policías en condiciones apropiadas, más preparados y con mejor presupuesto. Igualmente, se han mejorado leyes como el incremento de la pena máxima y la creación de nuevos delitos que deben ser penalizados y la presencia de un mayor número de juzgados.
La vicepresidenta mencionó que así como han crecido los problemas, también se han aprobado fuertes reformas. Asimismo puntualizó que se debe revisar la legislación y hacer ajustes en el tema de sanción y “cerrar portillos abiertos” que permiten que se cometan crímenes.
Para finalizar indicó que si se puede ganar la batalla, pero que se necesita una coalición nacional. Así invitó a que durante el foro se brindara apoyo que diera fuerza a la seguridad ciudadana e instó a que cada sector se comprometa a otorgar soluciones. De este modo, Costa Rica seguirá con la bandera de al paz que la ha caracterizado.
Ver mas en www.nacion.com/ln_ee/2008/enero/24/opinion1396126.html - 29k